lunes, 21 de junio de 2010

El aguila real


Águila real: (Aquila chrysaëtus)

Descripción general:

Es el águila de mayor tamaño de nuestro territorio. El plumaje es marrón, con tonalidades más claras en la cabeza y unas marcas diagonales blanquecinas en la parte inferior de las alas. Sus patas están emplumadas hasta el nacimiento de los dedos.

Los individuos jóvenes son de color chocolate. Además, la base de su cola es blanca y las manchas de las alas son más visibles que en el adulto.

El águila real es la segunda ave rapaz más grande que se puede encontrar en México, llega a medir hasta un metro de altura y al extender sus alas alcanza una envergadura de hasta dos metros y medio.

En general se puede decir que son cuatro los factores principales que la afectan:

1. La destrucción del hábitat y la alteración de su ambiente natural por parte de los seres humanos. Esto ha ocasionado una considerable disminución en las poblaciones de águilas en los distintos estados donde se le tiene detectada.

2. La contaminación por pesticidas, los cuales llegan a infiltrarse en la cadena alimenticia de las águilas, llegando así a alteran la composición del cascarón de estas aves, a tal grado que el cascarón llega a ser tan delgado que las aves al posarse sobre el huevo para incubarlo lo rompen.

3. La captura, venta y compra ilegal de águilas. Cada año, un gran número de aves rapaces y sus huevos son capturadas en sus ambientes naturales para luego ser vendidas como mascotas, ya sea como aves de ornato, para cetrería o colección de huevos.

4. En varios estados de la República Mexicana, las águilas se consideran nocivas, ya que en ocasiones pueden llegar a cazar pequeños animales domésticos en las granjas. Por ello los granjeros, ganaderos y campesinos la cazan.


Biología:

Aunque suelen hallarse en áreas de montaña, también ocupan paredes rocosas en zonas de escasa altitud, tales como los grandes cortados de los ríos.

Las águilas reales peninsulares son animales sedentarios, no obstante los ejemplares más jóvenes recorren enormes distancias durante su primer invierno.

Cada pareja de adultos, fiel a su territorio durante todo el año, inicia los vuelos nupciales en el mes de enero. En esta época, ambos sexos vuelan juntos simulando ataques en los que entrechocan las garras. Posteriormente, arreglan uno de los tres o cuatro nidos que poseen dentro de su área de cría. La mayor parte de las parejas nidifican en las repisas de los cantiles y los roquedos donde viven, sin embargo unas pocas emplazan el nido en pinos, encinas u otros árboles. Hacia marzo, la hembra pone unos dos huevos, que incuba - el macho apenas participa en esta tarea - durante 43 días. La puesta eclosiona con 3 o 4 días de diferencia entre huevo y huevo. El último pollo en nacer suele morir de hambre cuando escasea la caza, debido a que su hermano mayor, más fuerte, acapara todo el alimento que trae los padres al nido. Los pollos emprenden el vuelo por primera vez a los 70 días de vida, sin embargo aún son custodiados e instruidos por los adultos durante 2 o 3 meses. Finalmente la familia se deshace y los jóvenes se alejan de las áreas donde nacieron.

Alimentación:

Entre sus presas - generalmente animales de tamaño medio - destacan las palomas, los córvidos, los conejos y las liebres. A pesar de ser un excelente cazador, en muchas ocasiones s alimenta de carroña.

Depredadores:

El hombre es - directa o indirectamente - el principal enemigo de esta bella rapaz: caza ilegal, veneno, robo de pollos, electrocución con tendidos eléctricos y alteración del hábitat.

Estado de conservación:

Rara. Incluida en los convenios de BERNA (anexo II) y de BONN (apéndice II), en la directiva Aves (anexo I ) y e n el reglamento CITES (especie C1).

Distribución:

Se extiende prácticamente por toda la Península Ibérica, siendo más común en los principales macizos montañosos.

www.educared.net/concurso/141/index.htm - España

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada